sábado, 6 de noviembre de 2010

Palabras

Letras desordenadas
invaden mi cabeza
en un caos
que parece no acabar.
Como imanes
se van uniendo,
y van formando palabras
movidas por la atracción.
Esa A con esa uve
esa Erre y esa O
aquella eme con la P
corren, fluyen sin pudor.
Y surgen las desavenencias
al formar ese vocablo
sin sentido, sin color.
Rechazo pronto
esa idea.
Inviable, sin vida.
No me dice nada.
Estas palabras que formo hoy
no tienen corazón.
Meto todo en el saco
para que se vuelvan a mezclar
esas letras sabias.
Después, quizás mañana
la extracción que realice dé vida
a un poema de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario