jueves, 6 de junio de 2013

Poemas automáticos 2

Adolescencia

Niño preso en cuerpo crecido
donde atesora su creencia
con ojos de vida prendido
que son faros de inteligencia.

Y eres genio divertido
que asalta, feliz, la existencia
inquieto corazón perdido
que alaba, gentil, su vivencia.

Aliviar dolor

Quisiera encontrar palabras
que recorran mi interior,
para sacar de mi alma
los motivos del dolor.

Como cápsulas malditas
tragadas con desazón,
encuentro que allá me habita
semilla de desamor.

Mas en la luz de mis manos
encuentro yo la razón,
para aliviar los pesares
que inundan mi corazón.

Luz brillante, gel de amor
consuelo de alma herida,
alivio de mi interior.

En la cocina de mi  infancia

El pitido de la armónica
inunda la calle muda
informando a los paisanos
para que al que afila acudan.

Un clic se activa al instante
a recuerdos de infancia olvidada
en la que sonidos iguales
llenaban estancias calladas.

Niña inocente, avivada
con ojos abiertos, ilusos
al escuchar la tonada
del que en la calle se impuso.

Y una voz fuerte cantaba
con pulmones de tenor
"¡ Señoras, vengan aprisa!
"¡Ya llego el afilaor!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario