viernes, 28 de marzo de 2014

Despedida de uno mismo

Quebrando el dolor en el pecho
cascado de amor olvidado,
fundir el sentir despiadado,
jirones de un karma deshecho.
Mirar hacia fuera y vivir,
la vida de un trapo marcado,
volcar la mirada a otro lado,
prohibiéndole al alma latir.
Pasión desmañada y maldita
que apaga el deseo de gozar,
que aborta las ganas de amar,
que aleja al amor que palpita.
La vida se marcha  no vuelve,
la vida se acaba y se siente,
tu vida se aleja y me duele.

No hay comentarios:

Publicar un comentario