viernes, 27 de junio de 2014

Bajando del Olimpo

Ayer Zeus me visitó.
Probablemente fue un sueño que pareció materializarse dentro del mundo onírico. Hoy, al levantarme, me sentía poseída como Dánae o Europa...plena en vida por el paralelo vivido.
Pero aquí está la realidad,  imponiéndose irremediablemente, y yo solo quiero dormir para volver a sentirme una diosa.
Buscar en lo más profundo la perfección,  la convicción de que me merezco las visitas de un dios que saque la esencia de la diosa que habita en mí. Aquí estoy, dispuesta a vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario