martes, 26 de mayo de 2015

Soy tierra junto al mar

Se asoma en la maraña de mi cabello. Levanto el cuello, te vislumbro…
Susurra el eco de tu sutil bramido y besas dulcemente las arenas. Respiro tu aire de denso salitre incoloro. Capto la humedad que el romper de tus olas forma...murmullo de gotas que saltan voladoras en busca de rostros que anhelan el frescor.
Estiro el brazo...y no te encuentro.
El calor que emana del cristal canela que me envuelve atrapa la yema de mis dedos; entre los gránulos salpicados de pequeñas trazas de conchas hundo mi mano para fundirme con la tierra.
Mis pies, estirados en la toalla, huyen del tejido falso en pos del contacto ardoroso de la arena.
Y siento que me fundo…
Suspiro, respiro, aspiro...absorbo cada sensación, como si fuese la última vez que estaré en la playa.
Permito que mi imaginación crea y cree… De mis manos y mis pies nacen raíces que se extienden como tentáculos buscando el centro de la tierra, anhelando la energía vital que me lleva de nuevo al lugar de donde partí. “Polvo eres y en polvo te convertirás”. Hoy soy tierra junto al mar.
De entre la maraña de mis cabellos se asoma el mar. Soy tierra y te veo a lo lejos. Añoro que me beses con cada marea pero solo por un instante siento el frío húmedo de tus labios.
Tierra, mar, hombre, mujer, cielo, calor, frío...Solo siento...

No hay comentarios:

Publicar un comentario