martes, 15 de marzo de 2016

¿Me has reconocido en el ahora?

Me dices que soy un alma antigua. ¿Porqué tus palabras hacen que mis lágrimas fluyan sin control?
No te reconozco pero sé que no me mientes. Aún muchas puertas permanecen cerradas pero tras ellas aguardan almas como la tuya, esperando que coja el llavero de mil llaves y os vaya abriendo las puertas de mis incredulidades.
Me dices que estamos llamados a encontrarnos. Que este valle de lágrimas puede ser ya nuestra última estación. Porque lo hemos decidido mucho antes de reservar este tren.
Me dices que mis ojos reflejan sabiduría. Y yo siento que mis ojos fueron fuente de dolor, de oscuridad y desesperanza. Pero también siento en el profundo pozo de mis verdades que mis ojos son las ventanas de mi alma y que tú has podido reconocerme.
Me dices que te sientes sola, que no comprendes porque tienes que seguir aquí y sientes que esta no es tu casa, que este no es tu sitio.
Y yo te digo que somos muchos los que andamos dando círculos con vendas en los ojos. Y solo algunos han comenzado a despertar. Y estos andan soltando las vendas visuales a los demás, a los que tanta luz les produce una ceguera pasajera. Después se entornan los ojos y a través de las pestañas se dejan pasar finas líneas de brillo y se acomodan las pupilas al resplandor del conocimiento.
Y de repente comprenden que estaban dormidos...

2 comentarios:

  1. Como dice Mercedes Sosa en su bella canciòn hay "soledad en la niñez, en la mocedad y en la vejez"pero existe una soledad poco cantada, ni mencionada...

    Es la soledad de saberse despierto cuando los demàs hermanos duermen...

    Es como pasear por un bosque de bellos y bellas durmientes mientras cruzamos a la vez el desierto mucho màs de 40 dias...entonces sola o solo, no tenemos mas camino que encontrar a Dios que nos mira y sonrie en silencio...era la vereda directa a El y como el nos esperò en nuestro letargo y se alegrò infinitamente de nuestro despertar...asi nos enseñarà el camino de la espera con paciencia y amor...

    Cuando un despierto se encuentra con otro despierto, no cabe mas gozo...es el encuentro de la hermandad...ahora comprendo que es la hermandad y el abrazo càlido.

    ResponderEliminar
  2. Como dice Mercedes Sosa en su bella canciòn hay "soledad en la niñez, en la mocedad y en la vejez"pero existe una soledad poco cantada, ni mencionada...

    Es la soledad de saberse despierto cuando los demàs hermanos duermen...

    Es como pasear por un bosque de bellos y bellas durmientes mientras cruzamos a la vez el desierto mucho màs de 40 dias...entonces sola o solo, no tenemos mas camino que encontrar a Dios que nos mira y sonrie en silencio...era la vereda directa a El y como el nos esperò en nuestro letargo y se alegrò infinitamente de nuestro despertar...asi nos enseñarà el camino de la espera con paciencia y amor...

    Cuando un despierto se encuentra con otro despierto, no cabe mas gozo...es el encuentro de la hermandad...ahora comprendo que es la hermandad y el abrazo càlido.

    ResponderEliminar