martes, 28 de agosto de 2012

Amor sin amar

Ardió el humor en el ojo.
vertió el fluir del engaño,
retornó, otra vez, su enojo
al no encajar tanto daño.


Partió el sentir de su pecho
sin negar jamás amor
no pudo sentir despecho
no pudo negar dolor.

viernes, 24 de agosto de 2012

Sentir un sinsentido.

¿Alguna vez habéis sentido algo que no deberíais de sentir?
Y cuando hablo de sentir me refiero a algo indomable, algo que nace de dentro y que no se puede parar de ninguna de las maneras, algo que te doblega y al mismo tiempo te permite respirar con ilusión.
Realmente es una rara sensación cuando se da y la lucha interior que hay que entablar con uno mismo es de las más feroces a las que le puede tocar enfrentarse la persona que la sufre.
Ando inmersa en ese proceso queriendo dejar de sentir algo que no me conviene de ninguna de las formas, pero que mi cabeza y mi corazón se empeñan en traer una y otra vez a mi realidad más profunda, la de mis deseos, la de mis ilusiones.
Y es cuando me dan estos "brotes" de marabunta interior cuando me doy cuenta de que no practico todo lo que predico (menuda palabrita) porque con ello lo único que hago es darle a mi corazón unas vibraciones negativas. Curiosamente algo que brota del amor más profundo acaba convirtiéndose en algo perjudicial para el corazón. Por ello hablo de sentir un sinsentido.
Es como vivir una espera eterna a que algo se materialice cuando en tu fondo sabes que nunca lo hará, y con ello pongo en marcha la ley de la atracción, es decir, en este caso de la NO atracción.
Y todo por ser todo lo correcta posible y mantener la lucha adentro.
Si fuese más valiente podría tirar de la manta, con todas las consecuencias y como ya dije en alguna ocasión, quedarían muchos cadáveres en el camino, y finalmente tampoco podría alcanzar el estado de sentir lo que siento sin sentirme mal por las consecuencias...
En fin. Toca dejar que el universo siga fluyendo y en su fluir irá aclarando los derroteros que la vida me ha ido colocando.
Pero de todas formas, Universo, encanto, échale una manita a esta señora y dale una dosis de quitapenas para que pueda dejar de sentir el sinsentido, haga usté el favó...

lunes, 20 de agosto de 2012

Resaca de años

Hoy escribo desde Lisboa. Desde un gran apartamento de la Avenida Almirante Reis de la capital portuguesa he decidido que no debía esperar a llegar a Sevilla para transmitir el baño de cariño que recibí por mi cumpleaños hace dos días.
Es cierto que las nuevas tecnologías facilitan el que los amigos te recuerden en un día tan especial como es el aniversario del día que naciste a la vida que elegiste. Es cierto que puede que algunos hayan actuado mecánicamente al mandar la felicitación y que otros muchos hayan optado por ignorar el aviso...
Pero lo que a mí me ha maravillado ha sido la cantidad de personas que se han tomado unos minutos para recordarme que tengo que ser feliz cada día, como tantas y tantas veces me digo. Y lo han hecho por teléfono (lo notaré en la factura de este mes :)), por email, por sms, por facebook, por tuenti...Quería haber contado cuántas fueron...pero me ha resultado imposible. Más de 100 personas seguro... ¿No es eso impresionante?
Muchas veces me pregunto porqué me dejo embargar por la apatía en algunos momentos de mi vida, cuando en mi fondo soy consciente de que soy una privilegiada por la cantidad y la calidad de los amigos que atesoro. Sé que su cariño es sincero y que, si bien no voy a incomodarlos con chorradas, cuando realmente los necesite voy a recibir cualquier tipo de apoyo.
Lo de mis alumnos es punto y aparte. Algunos mensajes me han asombrado tan favorablemente que todavía trato de encajar algunas palabras.
 Cuando uno se dedica a la docencia y trata de transmitir algo más que meros conocimientos académicos, el constatar que esas otras enseñanzas calaron tan hondo y permitieron la transformación interior de algunas personas, da que pensar...Es una gran responsabilidad porque de la misma manera, somos herramientas que podemos destruir a seres humanos en formación personal.
Hace ya unos meses visualicé un video que realmente me marcó mucho. Era un pequeño experimento que una profesora americana realizaba en su aula con un grupo de adolescentes. Mucha veces acudo a ese hecho para explicar como tenemos en nuestras manos mucha más responsabilidad de la que nos creemos Esta profesora pasaba un papel a cada alumno con tres palabras. Les pedía que con las letras de la primera palabra formasen otra palabra válida y que en el momento en el que terminasen de hacerlo levantasen las manos. Más de la mitad de la clase levantaba la mano rápidamente y un grupo pensaba y pensaba pero terminaba por desistir. La profesora le quitaba importancia al asunto y pasaba a pedir que hiciesen lo mismo con la segunda palabra. Igualmente un grupo de alumnos levantaba rápidamente la mano, coincidiendo que el resto tampoco pudo realizar la tarea. Una vez más la profesora les decía que pasasen a la tercera palabra. Una escena prácticamente igual se repetía por tercera vez...
¿Dónde está la enseñanza, os preguntaréis? La enseñanza radicaba en que si bien el ejercicio era el mismo para todos, no lo eran las palabras. Existían dos grupos de papeles...uno con las dos primeras palabras sencillas y otro con dos palabras irresolubles. Era imposible que el grupo que no levantaba las manos consiguiese realizar el ejercicio, pero ellos no lo sabían. Lo curioso fue que la tercera palabra era LA MISMA  en ambos grupos, y ninguno de los alumnos que no habían levantado la mano durante el ejercicio fue capaz de realizar la prueba con esa palabra....SE HABÍAN BLOQUEADO COMPLETAMENTE. Ellos se habían convencido de que no eran capaces de hacerlo porque habían fallado dos veces y se empezaron a sentir inútiles, torpes, ridículos...Esas eran las respuestas que dieron cuando la profesora les explicó lo que había tratado de hacer.
En apenas cinco minutos había conseguido que casi la mitad de la clase dejase de creer en sí mismo, se sintiese inferior a los demás y desistiese en su empeño de resolver el ejercicio.
Solo cinco minutos... ¿Y si fuesen horas...o días...o meses...? ¿Y si fuese en casa, y en el colegio, y con los amigos?
Si en solo cinco minutos estos chicos quedaron faltos de autoestima, se sintieron incapaces de hacer algo tan sencillo como era la tercera palabra ¿qué no les pasaría si un profesor/a les repite siempre que NO VALEN, que NO PUEDEN, que no lo van a conseguir? o si en casa le repiten que van a suspender, que son unos inútiles, etc...NOS CARGAMOS A ESOS CHICOS, así de simple.
Por eso cuando algunos me han puesto en su felicitación que supuso para ellos que yo fuese su profesora, más allá de lo que les ayudé a amar la historia, es cuando me emociono en lo más profundo de mi alma y doy gracias a Dios por haberme dado la posibilidad de enderezar mi vida, sanando todas las heridas que otros profesores/as dejaron en mí, y aprendiendo a crear bases sólidas en otros seres humanos para que nunca pierdan de vista el gran potencial que tienen.
Algunos profesores nos creemos que una palabra que denigre, por muy sutil que sea, no afecta a los alumnos, y estamos equivocados. Las palabras son como dardos que se clavan en el alma de las personas, sea de la edad que sea, pero que en algunos momentos hieren en lo más profundo dejando marcas que cuesta sanar.
Por eso, y para acabar, (que menuda entrada me ha salido), quiero dar las gracias a todos mis amigos y amigas (y me disculpan que no ande todo el tiempo con la paridad del o/a, @, etc) por sus deseos de felicidad para mi persona. Como han sido más de cien tomaré una cada día de este año y me diré...Hoy es el día en el que debo ser feliz porque me lo pidió Óscar, o Noelia, o Carmen, o Estrella, o Alicia, o Vicente, o Cruz, o Manoli...o cualquier otro de la larga lista de felicitaciones...Y cuando se me acabe pensaré en quien está en mi vida de alguna manera y también sé que me quiere feliz,  y lo haré por él o por ella...Lo importante es ser feliz.
Así que hoy me voy a ser feliz visitando el Castelo de San Jorge en Lisboa. Que paséis un buen día.

miércoles, 8 de agosto de 2012

Hoy, hoy, solo hoy.

Cuando en la vida se suceden los reencuentros es cuando te das cuenta de que cada hoy es un regalo que muchas veces ni valoramos. Solo cuando ese momento se ha ido y la persona queda otra vez en otro mundo paralelo es cuando somos conscientes de que hay que atesorar esos momentos como regalos instantáneos, que se esfuman como pastillas efervescentes y en el chisporrotear de cada segundo está la esencia.
Llevo solo dos días de reencuentros y siento la magia del tiempo congelada en cada instante. Me gusta abrazar a personas que apenas puedo ver por la lejanía, pero por las que siento un gran cariño y apego. Uf...apego... menuda palabra...quizás me toque hablar del apego algún día...
Pero lo cierto es que cuando vivimos el día a día, el instante, dejamos de ser conscientes de que las personas que realmente son importantes para nosotras, esas que amamos con todo nuestro corazón, si no comparten ese instante, siguen viviendo en realidades paralelas. Seguramente muy lejos de nosotros físicamente pero en nuestro fondo siempre nos gustaría tenerlas al lado compartiendo ese instante de magia, ese presente que tal como viene se va.
Pero la vida no nos permite tener eso siempre. A veces las circunstancias nos alejan de nuestros "amores" y desde la distancia vives, vives y vives, pero no acabas de disfrutar de la misma manera.
Cuando llegue la rutina, la vuelta al cole y a los quehaceres diarios, estos instantes quedarán como tesoros en nuestra memoria. No vale vivirlos sin más, aunque el memorizarlos no implique no sacarles la esencia a ese instante.
Por eso a veces soy un poco pesada en mi facebook y comparto con mis amigos lo que hago, porque sé que quien allá comparte mi espacio es alguien con quien he compartido unos momentos, la mayoría reales pero algunos virtuales. Y es como recargar una memoria de la que podré tirar después.
En fin. Hoy he vivido un día muy bello, acompañada de personas estupendas. Mañana más, seguro que será un hoy muy intenso que genere recuerdos que revivir.
Vive, hoy, siempre hoy, y sé feliz como si fuese el último día de tu vida, porque algún día sí será el último y nunca tenemos la certeza de cuando será. Así que no desperdicies tu vida con quien no la merezca, haciendo lo que no te gusta, dejando de ser tú mism@. Feliz día.

domingo, 5 de agosto de 2012

La magia de las regresiones

Sé que desde hoy más de una persona me va a poner la etiqueta de "loca" con cierto motivo. Y es que hoy voy a hablar de algo de lo que ya vengo hablando desde hace un año con muchas amistades y familia que, por respeto, me escuchan pero no opinan.
No hace ni un año que escuchaba hablar a un grupo de amigas de sus experiencias recordadas y me dejaba sorprender por las causalidades que se sucedían a mi alrededor. Expectante las escuchaba y me preguntaba si yo habría sido alguien más a parte de esta Irene que lleva conviviendo conmigo casi 45 años.
Bromeaba diciendo que yo debía ser la que fregaba los platos porque no tenía recuerdos, ni a través de sueños ni mi experiencia meditativa me había abierto las puertas a esa otra dimensión.
Todo cambió radicalmente tras mi cumpleaños del año pasado. Otra vez, un cúmulo de no casualidades me llevó al instante en que la experiencia se materializó  para mí.
Primero fue un video, detrás un audio, una visión, un impulso, un intento, un reintento, un libro, una convicción...Así, en poco tiempo,  pero con tal intensidad que experimenté hasta convencerme de que no era mi imaginación la que fabricaba todas esas experiencias.
Y una vez de que fui consciente de que yo era mucho más que yo, que había conseguido de alguna manera acceder al disco duro de mis experiencias vitales, opté por no volver a repetir la experiencia.
Durante este año he tratado de sanar el pasado de esta vida. Conseguí hablar con las profesoras que me habían marcado negativamente durante mi infancia y reviví para sanar, muchos de los dolores que padecí.
Por otro lado también sentí la necesidad de pedir perdón a personas a las que había herido de alguna manera, ya fuera por haberlas dejado sin explicaciones o por no haber estado en los momentos en los que me necesitaron.
Y todas esas experiencias me han ido llenando el corazón de tal bienestar que la vida me ha devuelto a quien se fue sin explicaciones (para compensar el daño que hice al hacer yo lo mismo), y me doy cuenta de que la Ley de la Atracción actúa mucho más de lo que queremos reconocer.
Cuando el año pasado comencé a hacer el "Curso de Prosperidad" de Alejandra Plaza yo me decía que pronto la vida me proveería de la riqueza que necesitaba para mí y para ayudar a todo el que yo quería. Virtualmente hasta viví la experiencia y me vi estresada al tener que gastarme cada día muchos miles y millones de euros porque si no lo perdía todo.
Se suponía que debía apuntar en un cuaderno los gastos sobre una cantidad de dinero inicial. Al día siguiente doblaba lo que me había gastado y sumaba lo que no, y tenía que volver a gastarlo.
En pocos días, la progresión geométrica se me hizo insoportable de gastar. No podía regalar el dinero, sino gastarlo, y claro, cuando compré el hotel en República Dominicana y los pasajes para todos mis amigos me di cuenta de que era imposible aguantar dos meses gastando millones de euros en cosas que no necesitaba.
Paralelamente mi experiencia con las meditaciones regresivas me mostraron dos vidas en las que había sido rico (sí, hombre en las dos) y desgraciado. Así que entendí que quizás no me convenía ser tan rica, sino tener lo que necesito y disfrutar de las experiencias tal y como vinieran, valorar lo que tengo aquí y ahora.
También comprendí, tras una visión muy impactante, porqué nunca había sentido la certeza de haber encontrado al amor verdadero, a ese alma gemela que debería de acompañarme en mi devenir vital. Quizás el haberlo visto me ha hecho ser consciente de que otro tipo de amor es posible, y que no basta con amar, sino que, en la misma medida, debemos recibir el mismo amor en  correspondencia.
Es cierto que hasta hace pocos días tenía la convicción de que había dado pasos muy grandes en el encuentro de mí misma y por ende, de mi alma gemela. Se supone que un alma gemela es una parte de nosotros mismos de la que nos separamos en los inicios y que tenemos como objetivo el reencuentro para seguir la experiencia juntos.
Pero ayer decidí volver a regresar. Habían pasado muchos meses, casi un año, desde que había dejado a mi cuerpo imbuirse en la experiencia de unos recuerdos que estaban dentro de mí, apenas a unos pasos, atravesando una puerta, pero que había cerrado intencionadamente esa puerta por miedo a saber cosas de mí que no me gustasen.
La magia de una regresión radica en no saber qué te vas a encontrar.
En mis primeras experiencias hice preguntas concretas y lo que vi me supuso respuestas muy claras.
Las siguientes experiencias fueron motivadas por las ganas de visualizar a personas que están en mi vida actual. Necesitaba saber si esas personas formaban parte, como dicen, de nuestras familias de almas y volver a verlas, con otros cuerpos, otros sexos, pero con la convicción de que son ellos o ellas.
Me impactó mucho los papeles que algunas personas de mi vida, ocupaban en otros lugares, en otros momentos. Sentir de nuevo el calor de ver a personas que marcharon de esta vida, pero recibir su mensaje desde lo más profundo del corazón. Mensajes que directos y certeros, me hicieron reflexionar sobre lo que debía hacer desde ese momento.
Y procuré actuar en conciencia, nunca mejor dicho, con lo que esos mensajes que había recibido de mi subconsciente trataban de comunicarme.

Pero, como decía, cuando empiezas una meditación regresiva no sabes a qué lugar de tu vasta existencia vas a llegar ni que episodio concreto vas a revivir. Seguro que algo aprendes del salto que das, pero no siempre sabes cómo siguió ese episodio concreto que revives.
Así que ayer cuando "salté" pedí ver un desenlace de una regresión anterior y creo que conseguí verlo. Y comprendí que había estado equivocada con las apreciaciones que tuve la primera vez, porque a veces queremos, por todos los medios, justificar lo injustificable y elegimos la interpretación que más nos favorece.

Y bueno...eso dará un giro significativo a mi novela, que como ya os podéis imaginar, tiene algo que ver, pero solo un poco, con esas experiencias. Al menos con algunos personajes. Otros, lógicamente, han surgido de mi imaginación, que he descubierto que también la tengo.
El hecho es seguir evolucionando. Buena y calurosa tarde a tod@s.

sábado, 4 de agosto de 2012

Limpiar el corazón

Varias veces en mi vida he pensado en la frase "hay que soltar lastres". De hecho hay alguna entrada por ahí que trata ese tema y como soy bastante recurrente a mí misma hoy voy a tratar de vaciar un poco el interior desde otra perspectiva.
Ayer estuve leyendo un blog que me gustó mucho. Ahí había una entrada en la que nos anima a vaciar el corazón de todos los restos que los amores de nuestra vida dejaron para que hubiese espacio para la llegada de ese verdadero amor, el del alma gemela, que necesita mucho espacio y no puede convivir con otros amores que dejaron residuos en nosotros.
Está claro que a lo largo de mi vida he tenido varios amores a los que he otorgado un pedazo de mi corazón. Hombres que aportaron experiencias diversas a mi vida y de los que aprendí cosas nuevas. Muchas relacionadas con la propia experiencia de compartir, de ser parte de una pareja, de la entrega y del egoísmo, de la verdad y de la mentira, de la fidelidad o la infidelidad, del todo y del casi nada.
De algunos apenas quedaron rastro porque pude sanar el dolor en algunos momentos cruciales de mi vida. El reiki fue fundamental en ello. Otros se quedaron siempre en un pedacito de mi pecho mediante recuerdos recurrentes de momentos especiales vividos en el pasado. Los más quedaron como amigos, con la trasmutación de ese primer amor en un amor de amistad que ocupa otra parcela diferente en el corazón y al que no podría nunca renunciar.
Y yo me pregunto... ¿Será que de verdad existe esa tecla de Supr como llevan los teclados para eliminar del corazón los restos de esos amores que ocupan un espacio que no deben ocupar?
Anoche estuve haciendo una meditación a la luz de la luna. Lo experimentado fue algo que no había sentido antes. Reviví con mi corazón muchas de las experiencias amorosas que viví desde la adolescencia hasta el día de hoy, y lloré y lloré como hacía mucho que no hacía. Fue algo regenerador. Seguí las instrucciones de Lily en su blog. Y creo que me funcionó totalmente.
A veces cuesta mucho trabajo tomar decisiones que produzcan cambios reales en nuestras vidas. Nos asentamos firmemente a la realidad que tenemos aunque seamos muy infelices con la persona que nos acompaña en el camino. Somos hostiles con nosotros mismos porque no nos consideramos en la libertad de optar por nuestra felicidad. Igual hay que lavar el corazón más a menudo. Pasarle el antivirus antes de que se nos corrompa del todo.
Hoy pienso seguir lavando mi corazón de todos los residuos que me dejaron personas en él. Quien ya desapareció de mi vida no merece ocupar ese espacio, ni que mi energía se difumine por un recuerdo pasado. Los que optaron por no entregarse al cien por cien tampoco son merecedores de ocupar ni un milímetro de ese espacio tan maravilloso que es mi corazón.
A ver si así soy capaz de dejar espacio para la llegada del amor verdadero, o simplemente, para rever a la persona con la que comparto existencia sin modelos pasados con los que compararlo. Igual él es el amor verdadero y no he sido capaz de saberlo porque había muchos residuos en el interior. Cuando trate de darle al suprimir a esta persona veré cómo reacciona el corazón, que es sabio, y sabré si estoy errada o también tiene que desaparecer. En fin, el caso es evolucionar de alguna manera.

Presente = Regalo

En estos días he vuelto a encontrar muchas oportunidades de darle Reiki a personas a las que sentí que podía aliviar en algunos temas.
Me he visto rodeada de causalidades motivadas por impulsos que me han llevado al lugar justo en el momento exacto. Eso significa que todo se está moviendo con gran velocidad y que los cambios se precipitan en la vida de muchas personas a las que quiero en distinto grado.
Y una vez más me maravillo de los milagros que esa energía que nos rodea es capaz de realizar.
El reiki es energía de amor, puro y duro y el amor es capaz de transformarlo todo. El reiki ayuda a liberar esos bloqueos emocionales que no nos permiten avanzar. El reiki nos sana emocional y físicamente y no me cansaré de recomendárselo a todas esas personas que se empeñan en hacerse daños a sí mismas por mantener situaciones malsanas que la enferman hasta punto en que sus cuerpos dejan de protestar.
Y es una pena que sea la enfermedad las que las haga reflexionar. Cuando el dolor del cuerpo paraliza es cuando el alma comienza a reclamar el lugar que debería tener siempre. Es cuando empezamos a escuchar con otros oídos y reflexionamos sobre todo aquello de nuestra vida que está mal y nos ha llevado a esta situación. ¿Estás enfermo? ¿Tu cuerpo se queja o reacciona agresivamente a tu actitud? ¿Necesitas de pastillas para dormir, para el dolor, para tranquilizarte, para estar despierto? ¿Cómo no te das cuenta de que debes pararte de una vez? ¡Párate!. Analiza tu vida desde lo más insignificante. ¿Es esta la vida que quieres? ¿Realmente crees que no puedes cambiarla porque todo a tu alrededor te obliga a seguir manteniendo una fachada que te lleva irremediablemente a la infelicidad?.
Me gusta comparar el universo con el Telepizza y suelo explicar la "Ley de la Atracción" que tan bien se explica en el libro "El Secreto" con este popular restaurante italiano.
Cuando nosotros llamamos a la pizzería para pedir una pizza con unos ingredientes determinados, estamos casi seguros de que nos llegará exactamente la pizza que hemos solicitado.
Con nuestra mente nosotros "llamamos" a nuestro proveedor natural de sueños. Le solicitamos lo que queremos y el Universo, o Dios, o providencia, o suerte, o como queramos llamarlo, tiene a bien darnos todo lo que le pedimos.
Por eso hay que ser muy escrupuloso con las palabras, porque si pedimos continuamente algo que no queremos, lo estamos atrayendo irremediablemente a nosotros, porque el Universo capta tu vibración, tu mensaje, y trata de hacértelo llegar.




« Es que voy a suspender, voy a suspender... »
— ¡Marchando una ración de suspenso para el niño de Eso que lo ha solicitado

« Es que voy perder el trabajo, me van a echar... »

— ¡ Marchando una de desempleo para el caballero!




Lo mismo lo podemos aplicar a un "voy a llegar tarde, me trasladan muy lejos, me quitan el piso, me van a dejar, me voy a poner malo, me va a dar una crisis", y cientos de etcéteras. No podemos quejarnos de que lo tengamos si estamos empeñados en atraerlo a nosotros.

Así que lo mejor que podemos hacer es ser positivos siempre. Agradecer todo lo bueno que tenemos a nuestro alrededor, vivir el presente como lo que es, un regalo y  lo único verdadero que tenemos. Preocuparse por el futuro es sufrir por adelantado por algo que todavía no ha pasado y que es muy probable que nunca pase. Cuando llegue ese "problema" lo enfrentaré desde ese presente y así no adultero la felicidad de la que puedo disfrutar ahora mismo.
Y bueno, quería hablar de Reiki y finalmente he hablado de muchas cosas más. Para mi Reiki es una puerta hacia el interior, hacia ese estado conciencial en el que quiero vivir. Para valorar todo lo bueno que tengo a mi alrededor por muy poco que dure, porque no merece la pena enfadarse, porque preocuparse no tiene sentido, porque ser amable agranda el espacio en el corazón, porque trabajar amando el trabajo que nos alimenta debe ser la pauta general y sobre todo porque doy y daré siempre las gracias por todas las experiencias de mi vida, hasta por las que en su momento califiqué de malas. Soy quien soy por todo ello.
Así que tú, que me lees, me aprecies o me odies, me conozcas o no, párate a pensar ¿Qué le estás pidiendo a la vida para ti? ¿Disfrutas de tu presente dando las gracias por todo lo que tienes? ¿Sonríes más que riñes o te enojas?...¡Vive feliz y deja vivir! Todos nos merecemos lo mejor y solo tenemos que pensar en que somos merecedores de ello.
Me encanta este presente, el que me ha brindado la oportunidad de escribir esta parrafada del tirón...



viernes, 3 de agosto de 2012

Equívocos sobre amistad

Últimamente estoy reflexionando mucho sobre los errores que solemos cometer con respecto al concepto de la amistad entendida en su más amplia extensión.
El hecho de estar centrada en el proyecto de escribir una novela, o al menos en el intento de hacerlo, me está haciendo analizar mucho lo que ocurre en mi vida. Trato de ser una espectadora de muchas vivencias que acontecen en mi entorno e imagino como relataría algún hecho en concreto. Y lo cierto es que observar determinados comportamientos daba para escribir algunos relatos muy interesantes, algunos incluso con tintes dramáticos y hasta de terror.
 Puede ser que alguna persona que lea estas líneas se pueda sentir identificada con el análisis que quiero hacer sobre la amistad mal entendida y mal interpretada.
Gracias a Dios la vida me ha dotado de muchos y muy buenos amigos. No es la primera vez que trato este tema y seguro que tampoco dejaré de hacerlo. Porque los amigos son amores que decidimos colocar en nuestros corazones para siempre.
 Son amores con independencia de que sean hombres o mujeres, de hace muchos años o desde hace pocas semanas. En el momento en el que un amigo o una amiga entra en tu corazón nada hará que salga de él si es que esa amistad se ha asentado con buenas raíces. El problema se produce cuando algunas personas quieren darle a la amistad connotaciones equivocadas o pretenden buscarle tres pies al gato simplemente porque sus inseguridades le hacen perder el control de sus vidas. Miran con desconfianza que su mujer tenga un amigo varón porque eso implica obligatoriamente un deseo sexual encubierto. Porque desgraciadamente muchos seres humanos prefieren mantener la mente sucia y pensar que todo tiene que pasar por el forro, por decirlo de una forma educada, sin entrar a valorar la importancia que esa amistad puede implicar en las personas que la viven.
Hace pocos días tuve una mala experiencia relacionada con una amistad mal interpretada y sentí un gran dolor porque hubo violencia emocional impuesta por una persona que conserva esos instintos arcaicos de derecho de pernada obligatorio en la amistad hombre-mujer o viceversa.
No es la primera vez que paso por ello aunque la vez anterior el orden fue a la inversa y la vida acabó devolviéndome la amistad (TQ Noe)... Ahora siento que esos equívocos me obligan a ser yo la que abandone esa amistad para evitar males mayores pero no por eso voy a dejar de sentir un cariño muy especial por TODOS MIS AMIGOS Y AMIGAS, que saben que yo permanezco siempre aquí y siempre podrán encontrar en mí a la persona que siempre fui, tratando de superarme, de ser mejor persona, de amar incondicionalmente.
 Porque vamos a la era del amor incondicional y ¿cómo puede alguien obligarme a dejar querer a un amigo o a alguna amiga porque a él o a ella se le haya metido en la sesera que esa amistad no debe existir? A la mierda con los convencionalismos sociales. Seguiré queriendo a mis amigos pese a quien pese, ya pasen mil años y se lo diré de todas las formas posibles que la vida me permita, ya sea por email, en persona, por sms, con señales de humo o con sonidos de tambores, porque el amor, sea de la índole que sea, no se debe ocultar, sino compartir, hacerlo crecer hasta el infinito y sobre todo no se debe abortar de ninguna manera. Y además gracias a la meditación y a esta bendita locura que Dios me ha permitido vivir, sé que hay tiempo de sobra, si no aquí, será en otra vida. Yo ya lo he recordado así que se cuiden los demás de que yo los reconozca..jejej...Me encanta...Todo quedará escrito, ya lo veréis. Por eso a todos mis amigos y amigas...¡Cuánto os quiero!...y a mis enemigos (que los hay y además me leen) pues también os quiero porque con vosotros he aprendido a crecer y ser mejor persona, simplemente evitando parecerme a vosotros y vosotras. Que disfrutéis de las vacaciones de agosto...