jueves, 9 de junio de 2011

Solo tenías 20 años


Me acaban de decir que te has ido. Y solo tenías 20 años. ¿Cómo ha sido posible, niña, si acababas de empezar a vivir?
Te recuerdo cuando llegaste al colegio y hablé contigo.Tenías quince años e ibas llena de ilusión ante un nuevo reto. Huías de un lugar donde no encontrabas tu sitio. Tu alma, rebelde, prefería cambiar de aires para darte un futuro mejor. UN FUTURO QUE NO HA LLEGADO. Me cuesta aceptar que te has ido. No hace mucho hablábamos por el facebook y me contabas cosas de tu vida. Una vida que acabó de repente. Recordábamos como en la prueba de acceso fallaste en las capitales de las comunidades autónomas y te acordaste de mi y de cuantas veces os animé a estudiarlas. Una enfermedad maldita sesgó en menos de un mes una sonrisa perpetua, desafiante, orgullosa.
No puedo creerlo todavía pero una vez más esta realidad me va a llevar a replantearme las preocupaciones que me ocupan cada día. No merece la pena vivir angustiados, amargados, sin ilusiones. Lo importante es vivir el ahora, ser feliz hoy que mañana no existe y nunca existirá. Ese mañana será ahora en su momento y entonces nos tocará vivirlo de la misma manera.
Ana, chiquilla, esta vez de nada sirvieron mis palabras de apoyo. No he sabido nada de que estabas enferma hasta hoy, cuando ya es demasiado tarde. Habría intentado ayudarte de alguna manera. Siento que he desperdiciado la posibilidad de aliviar tu sufrimiento. Espero que desde donde estés encuentres la paz y el bienestar que te faltó en la tierra. Igual tu alma viaja ya hacia otro cuerpo que vuelva a mi vida de alguna manera. Si tu viaje acaba en ese cielo del que tanto nos hablan espero que seas feliz allí. Aunque no formabas parte de mi vida, sé que te echaré de menos.
Hoy entré en tu muro de facebook y un oráculo sigue diciendo cosas para ti. Seguirás viviendo virtualmente para todos nosotros. Hasta siempre.

4 comentarios:

  1. Esto es lo que hace que los que nos quedamos decidamos vivir y no perder el tiempo... Un abrazo muy grande, que aunque no escriba siempre sabes que te leo.

    ResponderEliminar
  2. hace poco más de un mes me ocurrió una experiencia parecida. la desaparición también, de una amiga. es muy duro pensar que alguien que estaba ahí y que tenía un buen futuro por delante deje de estar y desaparezca para no volver a verla nunca más. en este caso fue algo fulminante. un paro cardíaco mientras jugaba un domingo por la tarde con sus hijos. desolador y traumático para ellos, por supuesto. el futuro no existe y nosotros nos empeñamos una y otra vez en organizarlo y planificarlo. y, aunque pasen estas cosas a nuestro alrededor seguiremos planificando y organizando una vida que no tenemos, porque solo existe el hoy, el aquí y el ahora. muchos besos, guapa.

    ResponderEliminar
  3. lo siento,recordarla será el homenaje que le puedes brindar.Un beso

    ResponderEliminar
  4. Lo siento Irene , lo siento de verdad , hace poco pase por lo mismo , un amigo de hace años , por circustancias de la vida no me pude despedir , se que donde este el sabe que le sigo queriendo y le siento como si estuviera aqui. ( Jose Antonio , siempre te recordare ).

    ResponderEliminar